fbpx
erótico,sexualidad femenina a los 50, sexualidad femenina a los 40, psicología sexualidad masculina,sexualidad femenina y masculina, preguntas sobre sexualidad femenina, sexualidad femenina libros, psicología femenina atracción, psicología sexual, climax femenino, sexologa psicologa, terapia de sexologia, terapia sexual de pareja, terapeuta sexologa, psicologia sexologia pareja, psicologa experta en sexualidad, terapia de pareja y sexualidad, sexo psicologo, psicología, sexual masculina, ayuda sexologia, psicologo problemas sexuales

Sexualidad femenina a cualquier edad

Compartir en:

A veces le gustaría ser más explícita con su pareja sobre lo que le hace sentir bien a nivel íntimo. Pero lo cierto es que no lo tiene tan claro ella misma. O quizá es que no cree que se pueda concretar en una sola petición.

 

Pide cita | Es habitual que para muchos amantes el placer femenino resulte un misterio, al no saber exactamente cómo estimular a su pareja para proporcionarle el máximo placer. Y lo cierto es que la mujer no busca una única y específica forma de estimulación óptima, sino que la mayoría de mujeres buscan una satisfacción integral, que su pareja les guste en todos los sentidos. 

 

La sexualidad femenina a lo largo de la historia

A lo largo del tiempo, las mujeres se han enfrentado a diversos prejuicios asociados a diferentes imposiciones y modelos sociales relacionados con la sexualidad femenina, por ejemplo, limitando la práctica del sexo únicamente para ser madres y no para sentir placer. No obstante, afortunadamente, con el tiempo se han ido superando la mayoría de esas viejas ideas y un buen número de mujeres se siente cada vez mejor consigo mismas, dentro de su cuerpo, sus emociones y sus ideas respecto a la sexualidad. 

La mentalidad de la mujer se ha abierto así a la sensualidad, que se entiende e integra ahora como una parte de la vida que brinda equilibrio a la personalidad. Si bien es cierto que cada mujer entiende y gestiona su sexualidad de forma muy distinta y las influencias de las circunstancias externas  y el  entorno tienen un peso importante. Una mujer no siempre se halla mentalmente dispuesta y relajada para concentrarse en su erótica, y no tiene que ver con que tenga algún problema a la hora de sentir o que esté experimentando una pérdida de interés por su pareja, sino que a menudo es difícil abstraerse de las preocupaciones  y problemas del día a día.  

El estrés o el agotamiento interfieren negativamente a la hora de disfrutar del encuentro sexual, además de la constante sensación de competitividad que se respira en nuestra sociedad a través de los mensajes con que nos bombardean. Como sexóloga, mi opinión es que, entre otras cosas, se exige a las mujeres responder a un modelo específico de belleza y, al intentar alcanzar un modelo perfecto imposible, la autoestima baja y surge el temor a ser rechazadas.

Preguntas sobre la sexualidad femenina

¿Cómo influye la autoestima en la sexualidad de la mujer?

Todos necesitamos sentirnos deseados y estimulados, en general. De lo contrario, podemos llegar a pensar que no resultamos ya seductores a nuestra pareja o que ya no somos capaces de complacerla, y estos pensamientos nos producen emociones negativas que interfieren negativamente en nuestro disfrute y ahogan nuestro deseo sexual. 

Cuando una mujer se siente insegura de su atractivo, su deseo tenderá a disminuir porque no se siente cómoda en su propio cuerpo. Aunque el atractivo de su pareja sea muy alto, no será suficiente para sostener esa libido. Muchas mujeres, sobre todo las más equilibradas y maduras emocionalmente buscan una satisfacción integral: relacionarse con una persona que les guste en todos los sentidos. Esto es algo que veo constantemente en mi consulta como psicóloga experta en sexualidad, pero que la gente en general no parece saber o tener en cuenta.

¿Cuáles son los conflictos íntimos de pareja más comunes?

Esto último suele generar desencuentros muy habitualmente entre los sexos o entre las parejas porque, este sentir tan idiosincrásico de las mujeres, en el caso de los hombres no siempre lo entienden, no siempre lo captan y tampoco siempre lo saben gestionar. La mente sensible de la mujer enseguida detecta cuando él busca un desenlace rápido de su encuentro sexual, dando respuesta únicamente a su deseo propio, estimulando directamente las “zonas erógenas” (que por cierto, en cada persona pueden ser diferentes), pasando por alto que, a menudo, ellas prefieren que los juegos y caricias iniciales se alarguen, lo que les resulta excitante porque se sienten mimadas, tenidas en cuenta y deseadas. Por tanto, si el amante se precipita rápidamente hacia el coito, sin esperar a que ella se sienta excitada, la respuesta inmediata de la mujer será lo contrario a lo que espera él, es decir, dejará de ser receptiva a los estímulos y tenderá a retraerse. 

¿Qué podemos aprender de la sexualidad de la mujer, observándola?

 Muchas veces, ellos se sienten desarmados a la hora del encuentro sexual, ya que no están seguros de cómo estimularlas a ellas de la forma más placentera. Es crucial el papel de la psicología en la actitud ante el sexo, en términos generales, la mujer necesita sentir que su pareja está de verdad pendiente de sus reacciones, dispuesta a conocerla hasta en lo más íntimo y que lo hará dedicándole todo el tiempo que haga falta para que su libido despierte y luego fluya de forma activa.

Las mujeres valoran las fantasías compartidas, el sentido del humor (¡reírse es importante!), la creatividad, la imaginación y aprecian que el amante las sorprenda, no así las caricias fácilmente previsibles, los gestos repetitivos y la monotonía en general. El ritmo de aumento de la excitación de ellas suele darse de forma acompasada, paulatina y pausada. No sólo responde a estímulos físicos, sino que también desea y valora que él erotice su mente y sus sentidos.

¿Cómo podemos estimular la sexualidad femenina?

Las mujeres usan sus recursos mentales y psicológicos propios durante el acto sexual, como recuerdos, imágenes, fantasías e incluso sueños eróticos que han experimentado. Es por eso fundamental que el amante no sólo se centre en estimular  las zonas erógenas, sino que también estimule las emociones de la mujer. Una buena manera de hacerlo es susurrarle al oído lo atractiva que le resulta y lo mucho que la desea.

A la vez  que se potencia el área emocional, es muy positivo que se sea sensible a las reacciones que van produciéndose en el cuerpo femenino y a las distintas señales de que la excitación de ella va aumentando. Esto puede darse desde verbalizaciones con palabras, emitiendo sonidos de placer o por movimientos insinuantes del cuerpo, aumento de respiración, jadeos… Es entonces cuando ella está más preparada para recibir a su amante con más profundidad. 

Es normal y bastante común que a veces cueste entenderse en el sexo, pero es necesario tener en cuenta que cada pareja sexual es una oportunidad para crear una sexualidad JUNTOS. Si experimentáis dificultades a la hora de entenderos sexualmente, no dudéis en acudir a una terapia sexual en pareja, para poder despejar dudas y evitar malos entendidos que a la larga os impidan disfrutar de vuestros encuentros sexuales de forma plena.

 

Se dio cuenta de que aprender a entenderse le ayudaría a dejar a un lado el estrés que le generaba no saber comunicarse durante el sexo. Puede que estuviese enfocándolo erróneamente y que su sexualidad como mujer, fuese más compleja y bella de lo que ella pensaba.

Serena Psicología | Nuestro centro de terapia femenina online ofrece diferentes modalidades de sesiones terapéuticas de mujer a mujer. Acude a una psicóloga experta en sexualidad.

Las historias de Serena

Serena es el producto de todas nuestras Experiencias.
Descubre sus consejos.

Alejandra Mencias

Enfoque bio-psico-social

Represento el equilibrio de Serena en cuerpo, mente y espíritu. Mi experiencia clínica como psicóloga sanitaria me ha llevado a interesarme profundamente por el bienestar integral del ser humano, desde el estudio de todas sus dimensiones.  Saber más.

Otros artículos de Alejandra Mencías

¿ Qué son las relaciones tóxicas?

Compartir en:

Las relaciones tóxicas son relaciones en las que las partes se acaban haciendo daño de una u otra manera. No sólo se trata de las relaciones de pareja, sino que puede darse también en relaciones familiares, de amistad, laborales… Los síntomas de una relación tóxica a menudo están muy mediados por la subjetividad de cada persona, por lo que para la víctima es difícil alejarse y ponerle solución a tiempo.

Tipos de apego y repercusiones

Compartir en:

Conocemos como apego el vínculo emocional y afectivo que establecemos hacia nuestras figuras de cuidado principales de forma innata desde que nacemos y que se puede considerar de vital importancia como una estrategia de supervivencia de la especie humana, ya que nos proporciona seguridad, estabilidad y refugio. Por tanto, establecer un buen apego es necesario para que se desarrolle adecuadamente nuestra personalidad

Estrategias para mejorar tu relación con la comida

Compartir en:

A menudo vamos en “piloto automático” por la vida y nos dejamos llevar por la inercia y las prisas, sin tener ganas ni tiempo para hacer un poco de introspección y ver qué sentimos y por qué nos comportamos como lo hacemos. Por lo tanto, un primer paso podría ser pararte, mirar hacia adentro e identificar las emociones que sientes junto al “hambre emocional”

Sin comentarios

Publica un comentario