fbpx
7_Familia_bebé_mujer

El paso de pareja a familia

Compartir en:

El impacto de la llegada de un bebé a la pareja

 

Hacía poco tiempo que había llegado el bebé a sus vidas, pero ella se sentía más alejada de su pareja que antes. No entendía por qué le sucedía. Se supone que un bebé une más a la pareja ¿por qué no le estaba sucediendo esto a ella?

 

La llegada del bebé a una pareja es algo muy emocionante. La mayoría de las veces se desea, se planifica, se prepara y se espera con ilusión. Todo el mundo nos expresa lo absolutamente increíble que es ser madre, “la experiencia más maravillosa que existe, la absoluta felicidad”. Pero pocas son las personas que nos dicen con sinceridad una gran verdad: Un hijo te trae muchas cosas, pero te quita otras.

 

La llegada de un hijo en la relación de pareja

 

Cuando llega un bebé llega la montaña rusa: desorden, hormonas, felicidad, cansancio, descontrol, inseguridades. Y es posible que a veces te sientas desbordada y en medio del caos. De repente todo el tiempo del que disponíais antes en pareja se dedica al bebé, un ser totalmente dependiente de nosotros, del que nos enamoramos, y que lo invade todo, absolutamente todo. Y la pareja queda escondida y aplazada en algún lugar desconocido.

Por ello es importante aceptar el cambio y reestructurar la pareja. Pasar de pareja a familia supone un ajuste que hay que tener en cuenta para que la pareja siga manteniendo su relación.

Reflexionó un poco sobre ello y se dio cuenta que quizá había idealizado la maternidad y no había esperado que los cambios fueran a ser tantos.

 

Consejos para evitar erosionar la relación tras el primer hijo

  • Acepta el cambio. Parece obvio pero muchas parejas con bebés esperan tener la “misma vida” que antes, y es muy frustrante no conseguirlo. Es preferible aceptar que habrá un periodo de adaptación que supondrá un cambio en muchas parcelas de la nueva vida. Poco a poco, y a medida que nuestro bebé vaya creciendo, podremos recolocar de nuevo cosas anteriores.
  • Prioriza. El estrés y el caos nos hace tener una alta necesidad de recuperar el control y dedicamos el poco tiempo que tenemos en la organización de la casa, lavadoras, “orden”, cocinar, etc…pero párate a pensar cuánto de importante y prioritario es. Quizá lo que mejor te viene es descansar y reconectar con tu pareja un momento.
  • Dedicaros un espacio los dos en el día a día. Dependiendo de la situación, de la edad del bebé y de la capacidad de apoyo que tengáis, podréis escaparos algún día quizá un rato al lado de casa para estar solos, a cenar más lejos o, un fin de semana completo. Estas cosas excepcionales son fundamentales para recuperar la intimidad (emocionalmente hablando) y reconectar. Pero lo realmente importante es poder encontrar un pequeño espacio en el día a día para dedicaros una sonrisa, un gesto de cariño, un abrazo, un beso…quizá cuando el bebé se duerma podáis encontrar ese momento.
  • Acuérdate del sexo. Tras la llegada del bebé muchas parejas ven disminuida su líbido y su deseo de tener relaciones sexuales. Esto es normal. Las nuevas hormonas, posibles secuelas del parto, dolores, cansancio y estrés no son buenas aliadas. Si a eso le sumamos que el sexo ya pocas veces puede ser espontáneo, las ocasiones de encuentro sexual se reducen considerablemente. Pero no te olvides del sexo y háblalo con tu pareja, esa parcela también tiene que adaptarse a la nueva situación y quizá requiera de un poco más de planificación que antes…poco a poco, y a medida que el bebé crezca, podréis ir recuperando mayores espacios y el deseo volverá.
  • Habla de cómo te sientes con tu pareja. Comparte todo lo que te preocupa y tus emociones con él. Recuerda que es la persona a la que elegiste como compañero de vida y tu mayor apoyo.
  • Cuida la comunicación en tu pareja. Habrá situaciones del día a día y de la crianza en las que no coincidáis o no estéis de acuerdo. Sentaros a dialogar y a llegar a acuerdos teniendo muy presente el deciros las cosas bien. A veces el cansancio y el estrés del día a día puede hacer que nos comuniquemos desde la tensión y el enfado y esto puede alejar mucho a la pareja.

 

Tal y como leí una vez, los días son largos pero los años cortos. Nuestros hijos crecerán, se emanciparán y volveremos a disponer del tiempo con nuestra pareja a solas, los dos de nuevo. De nosotros depende de que esa pareja sea la de antes, o nos hayamos distanciado tanto que se haya convertido en un desconocido. Cuidémosla.

Comprendió entonces que lo que le estaba sucediendo con su pareja era algo normal y que, simplemente, tenía que atenderla y cuidarla. Se tranquilizó y se propuso realizar pequeños cambios que la hicieran volver a sentirse cercana a su pareja.

 

Desde Serena buscamos guiarte y acompañarte por cada etapa o situación difícil de tu vida como mujer. Si te identificas con algunos de los síntomas o situaciones descritos, o conoces a alguien que los padece, ponte en contacto con nuestro equipo de Psicólogas y empieza a tomar las riendas tu vida.

Las historias de Serena

Serena es el producto de todas nuestras Experiencias.
Descubre sus consejos.

Lorena González

Calma y tranquilidad

Aporto un espacio de tranquilidad en Serena. Doy soporte a mis pacientes para crear y mantener un espacio seguro donde identificar sus preocupaciones y aprender a evitar que se interpongan en el camino hacia su bienestar y objetivos. Saber más.

Otros artículos de Lorena

Relaciones en la actualidad: Más allá de la monogamia.

Compartir en:

En la época actual y en nuestra cultura las relaciones de pareja se han venido desarrollando de manera tradicional como una relación monógama, pero esta no es la única opción….

5 Pautas para que nuestros hijos coman bien

Compartir en:

Los niños que no comen bien son motivo de mucha preocupación para sus padres, por ello es importante seguir unas pautas que prevengan que un niño no aprenda a comer bien. Estas son algunas pautas….

Maternidad y culpa: explicación psicológica

Compartir en:

La maternidad y la crianza de los hijos es una experiencia única para la que nadie nos prepara. La llegada de un bebé a la familia es algo para lo que no estamos preparados.

Sin comentarios

Publica un comentario