serena psicologia, psicologia online, psicologia mujer

Mindfulness, qué es y como se práctica

Compartir en:

Mindfulness: qué es, en qué nos ayuda y hasta dónde llega

 

Llevaba mucho tiempo muy aceleraba. Sentía que siempre estaba pensando en algo o haciendo alguna cosa. Sentía que debía aprender a parar, pero no sabía cómo. Se preguntaba si el mindfulness le ayudaría y qué era realmente.

 

Pide cita con una psicologa | Aunque el Mindfulness se originó en las tradiciones budistas, ahora se estudia y analiza científicamente desligado de sus raíces religiosas no sólo en la psicología, sino en la neurociencia, física y filosofía (Fletcher y Steven, 2005). Los principales líderes espirituales, como el Dalai Lama, también investigan su impacto en el bienestar psicológico y con el tiempo su creciente interés espiritual, clínico y científico a nivel mundial ha dado lugar a que su investigación sea estudiada bajo dos perspectivas diferentes: 1) para determinar sus beneficios físicos, sociales y psicológicos  y 2) para  el propio proceso psicológico que emerge durante su práctica (Hayes y Fletcher, 2005; Hayes y Wilson, 2003; Hayes, Barnes-Holmes y Roche, 2001). 

Ha habido muchas definiciones de mindfulness en muchos niveles diferentes: como un proceso psicológico, un resultado, como una colección de técnicas, o como un método general (Fletcher y Steven, 2005). La definición de atención plena más adoptada en la investigación es la que da Kabat-Zinn (2003) como “la conciencia que surge al prestar atención a propósito, en el momento presente, sin juzgar la experiencia que se desarrolla” Jackman, et al., 2019; Perrier et al., 2020, p.2; Crescentini, et al., 2016; Filipe, et al., 2021).

 

Beneficios del Mindfulness

Investigaciones educativas, psicológicas y neurocientíficas han probado consistentemente los beneficios en adultos, y últimamente en niños con  una variedad de beneficios cognitivos, sociales y psicológicos, especialmente en: reducir estrés, ansiedad e hiperactividad atencional (TDAH) (Black y Fernando, 2016; Crecentini et al., 2016; Filipe et al., 2021; Mendelson et al., 2010; Napoli, Krech y Holley, 2005; Nieminen y Sajaniemi, 2016; Perrier et al., 2020; Stritter et al., 2021; Sun et al., 2021).

De esta forma se han encontrado mejoras en atención sostenida, memoria visoespacial, función ejecutiva (FE), metacognición, flexibilidad cognitiva, tolerancia al sufrimiento y autosatisfacción  y, lo que es más importante, una mejora significativa en la autorregulación del comportamiento (Crescentini et al. 2016; Filipe et al., 2021; Perrier et al., 2020; Stritter, Everding, Luchte, Eggert y Seifert, 2021)

La segunda perspectiva de investigación trata de operacionalizar el proceso clave del Mindfulness, concibiendo su complejo proceso psicológico como los actos de observar y centrar la atención en cada: sensación, emoción, recuerdos y pensamientos, denominados “eventos privados” (E.P) que surgen en el momento presente, vivencia  que se ha denominado “yo-proceso”; y en segundo lugar abrazando activamente cada uno de ellos sin intentar cambiar su frecuencia, forma o existencia lo que comúnmente se ha denominado “aceptación”. (Hayes, Barnes-Holmes y Roche, 2001). 

Su práctica provoca 1) una experiencia de proceso enfocada en “aceptar” nuestros eventos privados incluso si no querríamos tenerlos y 2) la experiencia de sentirlos como parte de uno mismo en perspectiva, a distancia, en relación al observador, cambiando la relación entre la persona y sus pensamientos y sentimientos (Hayes y Fletcher, 2005) y 3) reduciendo la credibilidad literal de los pensamientos sin siquiera deshacerse de ellos (Fletcher y Steven, 2005). 

No obstante, la práctica continua de  observar “ahí” mis pensamientos, emociones, recuerdos y sensaciones que “vienen o siento en el momento” produce otra vivencia añadida: la sensación de observar todos mis contenidos o eventos privados desde inevitablemente un lugar o perspectiva, empiezo a notar que una parte de mi observa todos esos contenidos, emociones… que hay una parte de mi desde la que puedo ser testigo de todo eso sin reaccionar necesariamente, la experiencia de sentirse cada vez más consciente de “ser consciente” de cualquier contenido, “el núcleo de la conciencia misma” lo que se ha llamado “yo-contexto u observador” (Hayes, 1984,   Fletcher y Steven, 2005). Es esta parte desde la que podemos observar nuestros propios contenidos incluso compararlos en el tiempo: yo de niño vs. Yo-adolescente con pensamientos más complejos vs. Yo de esta mañana en el coche preocupado pensando en… vs. Yo ahora.. que sobresale o trasciende.  

Esto no quiere decir que así evitemos el dolor o se reduzca de alguna manera, el dolor o más bien el sufrimiento humano es una parte inevitable por el hecho de vivir y de poseer lenguaje aunque esto es otro tema. Lo que hay que aclarar es que las prácticas mindfulness ayudan a tomar cierta perspectiva a ciertos sufrimientos y preocupaciones pero no nos libra de sufrir pérdidas, miedos, sueños… 

Finalmente, se encontró un resultado psicológico final que requiere más práctica pero que es clave para el cambio de nuestros comportamientos y es la  flexibilidad cognitiva: no responder necesariamente a nuestros  eventos privados presentes internos o a nuestras tendencias automáticas (por ejemplo a un miedo, a una preocupación que me invita a seguir rumiando para encontrar una solución), lo que ayuda a tomar elecciones (elegir es actuar en dirección) con mayor perspectiva, lo  que aumenta la autorregulación  pero sobre todo para poder elegir con perspectiva: para actuar más hacia lo que de verdad nos importa y queremos dirigirnos(Hayes y Fletcher, 2005; Thompson y Gauntlett-Gilbert, 2008; Wilson, 2011). El mindfulness así, combinado con esta última ayuda en cómo y hacia dónde reaccionar (si sólo a mis miedos, rabia) hacia mis sueños o lo que amo, marcará la diferencia. Pide cita con una psicologa | 

 

Después de informarse de sus beneficios, se reservó unos minutos cada día para practicarlo. al principió sintió que le costaba encontrar calma  pero al poco tiempo ya empezó a disfrutar de su práctica y sus beneficios.

_____________________________________________________

Serena es el primer centro de terapia online para mujeres. Un espacio de bienestar emocional nutrido por psicólogas dispuestas a compartir todas sus herramientas. Escoge a la psicóloga con la que más empatices, elige el tipo de sesión que más se adapte a ti y acude a tu consulta desde la comodidad de tu casa o en tus descansos del trabajo.

 

Las historias de Serena

Serena es el producto de todas nuestras Experiencias.
Descubre sus consejos.

María Aguirre

Cuidado empático transformando el malestar en camino

Mi objetivo en Serena es crear un impacto personal a largo plazo para ti y en tu vida: crecer y florecer creando un sentido por encima del dolor incluso cuando las circunstancias de la vida se vuelven duras o difíciles… Aúno un enfoque compasivo del ser humano y la filosofía con la terapia científica para ayudarte a auto conocerte, viendo conexiones de tu historia con tus actuales hábitos y su impacto en tu vida y las cosas que amas.  Saber más.

Otros artículos de María

Relación entre psicólogo y paciente.

Compartir en:

La psicoterapia ha sido descrita como una danza, “una sincronicidad de la mente y el cuerpo que ocurre entre el terapeuta y el cliente” (Schore, 2014, p. 388). La psicoterapia y el asesoramiento en general son escenarios para interacciones auténticas, íntimas y únicas entre un cliente y un terapeuta.
Con más de 200 enfoques diferentes hay comunalidades compartidas entre todos los métodos (Rivera, 1992): requieren una relación interpersonal, con el objetivo de ayudar al cliente a sanar o aliviar la angustia mediante sobre todo el uso del lenguaje y la transformación de reglas o creencias.

¿Depresión o crisis vital?

Compartir en:

La depresión, es una enfermedad como tal o ¿esta circunscrita a características histórico-socio culturales que rodean al individuo? ¿Por qué antes no existía la “depresión” como tal? ¿No sufrían tristeza, abatimientos, sin sentido, duelo y otros síntomas similares nuestros antepasados?

Los valores en terapia

Compartir en:

Hay momentos en el trabajo terapéutico que desafían y amplían nuestras propias visiones acerca de qué es la vida, quién es el cliente frente a mí y qué es posible.
La terapia de aceptación y compromiso ACT, sabe que estas transformaciones están en los valores, el corazón. El trabajo con valores es como un punto de entrada al corazón de alguien.
Podría ser un joven cansado de vivir en medio de un mundo demasiado descuidado, que se siente solo por la manera en que siente al mundo que lo rodea.
Podría ser la paciente que recientemente ha sufrido un accidente y su vida ha cambiado drásticamente, se han ido muchas cosas, con ellas los sueños y ella misma también, busca un sentido para quedarse, para seguir.

Sin comentarios

Publica un comentario