Celos

Los Celos en la Pareja

Compartir en:

¿Cómo entendemos los celos?

 

Los celos constituyen un sentimiento de malestar causado por la certeza, la sospecha o el temor de que la persona querida, prefiera y vuelque su afecto en una tercera persona.

Dentro de ciertos límites, los celos, al igual que el resto de las emociones, son una emoción adaptativa, ya que experimentados normalmente, hacen que no descuidemos la relación de pareja. En cambio, cuando los celos son experimentados de manera patológica, causan mucho sufrimiento y llegan a destruir a la pareja.

Sin embargo, aunque los celos son experimentados en igual medida por los hombres que por las mujeres, su expresión y manifestación son muy diferentes.

Generalmente, los celos se manifiestan en el hombre en forma de ira y agresión, agrediendo y descalificando a la pareja ante la mínima sospecha, utilizando incluso la violencia contra los objetos para expresar la ira. En los casos más extremos, esa ira se vuelca directamente contra la pareja, dando lugar al maltrato físico. Esto es debido a que el hombre tolera con mayor dificultad la infidelidad de la mujer y su autoestima se ve mucho más afectada. Sin duda la concepción social sobre los roles sexuales ejerce una gran influencia.

Los Celos en la Mujer

Por lo que se refiere a la mujer, es más frecuente que los celos se manifiesten en forma de tristeza, depresión o autorreproches. La mujer suele buscar en sí misma la responsabilidad de la infidelidad – ¿Qué he hecho yo para que esto suceda?, ¿En qué he fallado? – al contrario que el hombre, ella tiende a buscar en sí misma los posibles errores para explicar la infidelidad (sea ésta real o no).

En ambos casos, padecer celos patológicos causa en el celoso mucho sufrimiento, llegándole a alterar en las parcelas más importantes de la vida.

Desde Serena buscamos guiarte y acompañarte por cada etapa o situación difícil de tu vida como mujer. Si te identificas con algunos de los síntomas o situaciones descritos, o conoces a alguien que los padece, ponte en contacto con nuestro equipo de Psicólogas y empieza a tomar las riendas tu vida.

Celos en la Pareja. Una emoción destructiva. Enrique Echeburría y Javier Fernández-Montalvo

Las historias de Serena

Serena es el producto de todas nuestras Experiencias.
Descubre sus consejos.

Lorena González

Calma y tranquilidad

Aporto un espacio de tranquilidad en Serena. Doy soporte a mis pacientes para crear y mantener un espacio seguro donde identificar sus preocupaciones y aprender a evitar que se interpongan en el camino hacia su bienestar y objetivos. Saber más.

Otros artículos de Lorena

Cómo conseguir un orgasmo

Compartir en:

Hoy es el día del orgasmo femenino, un buen día para aprovechar y hablar sobre la sexualidad femenina.
Cada día en consulta me encuentro muchas mujeres que, sin tener anorgasmia, tienen mucha dificultad para llegar al orgasmo en pareja, especialmente cuando su pareja es un hombre.
No es difícil de entender. A día de hoy la sexualidad femenina es la gran desconocida, incluso para las propias mujeres. Vivimos en un mundo donde la educación sexual es practicamente nula, donde la única fuente de información es internet y, más en concreto, la pornografía.
Sin embargo, el placer femenino es mucho más de lo que puede verse en un video de adultos. No olvidemos, que la mayoría de estos videos son realizados por directores masculinos. Si tenemos esto en cuenta y sabemos que la sexualidad femenina y masculina son muy distintas, es evidente que la información que llega a los jóvenes sobre la sexualidad ( y a muchos adultos) está muy sesgada. Algo muy a tener en cuenta si hablamos de como conseguir el climax femenino.

Cómo recuperar el deseo sexual en la pareja

Compartir en:

Si no recuerdas la última vez que tuviste relaciones sexuales con tu pareja cuando antes eran frecuentes, es posible que estés pasando por una época de perdida de deseo.
No te asustes, esto es normal en las parejas que llevan varios años juntas. Puede que hayáis tenido rachas de una muy alta actividad sexual y ahora eso haya cambiado, pero esto pasa a muchas parejas. Las rutinas, el estrés del día a día, la falta de novedad, etc. hacen que la estimulación baje, y con ello, el deseo.

La tristeza: Sus otras formas de expresión.

Compartir en:

Cuando pensamos en una persona deprimida siempre tendemos a hacerlo imaginándonosla con expresión de tristeza e incluso con llanto. Creemos que a las personas que están pasando por un mal momento se les nota la tristeza en el rostro y en sus acciones. Es común pensar de esta manera cuando nos viene a la cabeza alguien «deprimido». Pero la realidad es que muchas veces las personas que no se encuentran bien pueden llegar a tener una gran capacidad para no transmitirlo y ocultarlo en su entorno. Aún así, hay ciertos comportamientos que nos pueden dar pistas.

Sin comentarios

Publica un comentario