fbpx
problemas de comunicación en la pareja, la importancia de la comunicación en la pareja, la falta de comunicación en la pareja, como solucionar la falta de comunicación en la pareja, fomentar la comunicación en la pareja, comunicación en pareja frases, comunicación efectiva en pareja, terapia de pareja comunicación, terapia de pareja, psicologia de pareja, psicologos de parejas, psicología de la pareja, psicología online, mujer

Soluciona la falta de comunicación en pareja

Compartir en:

Sentía que las discusiones con su pareja cada vez eran más fuertes y frecuentes. Tenía la sensación de que cada vez discutían más y ya no sabía cómo decirle las cosas, ya que tendía a tomárselo todo como un ataque. Se querían mucho pero las discusiones, cada vez más frecuentes, la estaban desgastando cada vez más y se estaban empezando a faltar al respeto. No sabía qué hacer para reconducir la situación y solucionar la falta de comunicación en la pareja.

Pide cita | La comunicación entre personas es la mejor herramienta para resolver conflictos y un elemento fundamental para conocerse y generar vínculos estrechos. A través del lenguaje nos conocemos, compartimos experiencias y transmitimos emociones que nos hacen acercarnos al otro. Ahora bien, el lenguaje puede ser un arma de doble filo que, mal utilizado, puede alejarnos y perjudicar mucho nuestra relación de pareja.

Cuidar la comunicación es algo muy importante, entendiendo ésta como el lenguaje verbal y no verbal. No es sólo lo que decimos, sino, más importante aún, prestar atención a cómo lo decimos, es lo que hará que consigamos una comunicación efectiva en pareja.

Cómo mejorar la comunicación en la pareja

Escucha de verdad

En una situación de conflicto o donde el otro nos está comunicando algo que no le gusta, tendemos a no escuchar de verdad. Ocupamos el espacio donde nos habla nuestro interlocutor para preparar nuestra propia respuesta, con lo cual, no hay ni escucha ni reflexión real. Párate, escucha y procesa lo que te están diciendo. Tómate un pequeño tiempo para responder.

Si tu pareja tiene razón, díselo

Esto que parece tan sencillo es una dificultad tremenda para muchas parejas disfuncionales. Si tu pareja te dice, por ejemplo, “Has llegado tarde y eso ha hecho que entremos tarde a consulta”, dile sencillamente: ” tienes razón, lo siento”. La mayoría de las parejas que tienden a la discusión o a la manipulación, en lugar de esto se ponen a dar excusas. No te excuses. Si tiene razón, díselo.

Si algo no te gusta o quieres que tu pareja haga, díselo directa y tranquilamente

Hay ocasiones y circunstancias que a nosotras nos parecen obvias y esperamos que salgan del otro sin necesidad de decírselo, y cuando eso no sucede, o no salen las cosas “de él” nos genera mucha frustración. La realidad es que es posible que el otro no se haya dado por aludido o no se haya percatado. En lugar de esperar a ver si sale de él o que lo adivine, mejor díselo. Ejemplo de pensamiento: ” Si me ve tan cargada de bolsas debería salir de él el ayudarme”. Mejor decirle: ” ¿Me puedes ayudar?”

Evita el “siempre” y el “nunca”

En primer lugar, porque rara vez la expresión hace justicia a la realidad. Uno no es “siempre” un desastre o “nunca” es puntual. En segundo lugar, se utilizan estos adverbios con la intención de enfatizar lo que viene después, pero la otra persona sobre lo que reacciona (seguramente a la defensiva), es sobre ese nunca o siempre, con lo cual, la conversación no conseguirá ningún cambio. Ej. ” Siempre dejas todo tirado” Mejor: ” No me gusta que dejes la toalla mojada encima de la cama”

Comunícate desde ti y evita transmitir conceptos generales

Utilizar el “yo” (primera persona) en cualquier afirmación u opinión y evitar dar el mensaje con generalidades evitará malentendidos. Ej: ” Es de mala educación no contestar a las personas” , mejor: ” No me ha gustado que no me hayas respondido al mensaje que te envié”.

Cuando pienses en hablar con tu pareja sobre algo, piensa antes qué quieres conseguir de la conversación

También en qué quieres que comprenda el otro exactamente. Si quieres comunicar a tu pareja algo que no te gusta y quieres que cambie, intenta utilizar las palabras adecuadas para que puedas conseguir eso. Evita el enfado y utilizar la conversación para desahogarte, ya que lo único que conseguirás es discutir y tu objetivo no se habrá cumplido. ¿Quieres que realmente te entienda? piensa bien qué palabras utilizar y cómo comunicárselo. Si te pierdes en la discusión recuerda qué era aquello que querías conseguir.

Evita los gritos y las malas formas

Da igual cuanta razón tengas en lo que estés diciendo, si lo dices mal, gritando o injuriando, tu discurso perderá validez y tu pareja se pondrá a la defensiva, con lo cual será muy difícil que así haga autocrítica y sirva para algo la conversación. Si estás enfadada, mejor deja la conversación para otro momento donde puedas mantener las formas.

No juzgues sus conductas en base a cómo lo harías tú

Es común en parejas disfuncionales escuchar ” Yo no te haría eso” ” Yo te hubiera acompañado sin necesidad de que me lo tuvieras que decir”. Es cierto que unas personas son más detallistas, entregadas, más atentas…pero otras no lo son. Y eso no tiene porqué significar nada más. Intenta diferenciar entre cómo harías las cosas tú y como las hace él sin darle más peso del necesario. Las personas somos distintas y nos enfrentamos a las mismas situaciones de manera diferente. Si algo no te gusta, díselo sin más sin entrar a valorar más allá del hecho en sí.

Evita los reproches y habla solo del presente

Cuando queremos solucionar algo es importante hablar de las cosas que están sucediendo ahora o recientemente. De nada sirve para solucionar las cosas el abrir la “caja de los agravios” y reprochar cosas que han sucedido hace tiempo. Si algo del pasado te pesa mucho y lo percibes o sientes como no resuelto y no lo puedes olvidar, piensa si merece la pena el hablarlo con tu pareja poniendo el foco sólo en ese momento del pasado. Quizá sea bueno que, un día tranquilos, le digas cómo te sientes a tu pareja con la intención de dejar atrás y cerrar juntos ese capítulo. Pero intenta no mezclar presente con pasado. Separa las conversaciones a resolver.

Si dudas de que el otro haya entendido bien lo que querías decirle, pídele que te resuma lo que has expuesto

A veces estamos seguros de que nos hemos comunicado bien y que nuestra pareja ha entendido lo que queríamos transmitirle pero es realmente sorprendente la cantidad de veces que no es así. Asegúrate de que os habéis entendido. Pregunta: ” Dime, por favor, lo que te he comentado para asegurarme que me he expresado bien”.

Recuerda comunicar también y con frecuencia las cosas que te gustan del otro y de vuestra relación

El estrés y el día a día hacen que focalicemos la mayoría de la atención en comunicar las cosas que no van bien. Esto hace que mucha de la información que compartimos con nuestra pareja sean cosas a mejorar pero es importante también recordar el comunicarnos las cosas que han ido bien y las cosas que nos gustan de nuestro día a día. Ej ” Hoy me he sentido muy bien contigo” ” Hoy lo hemos pasado bien” “me gusta como has resuelto esta situación”…etc

 

Se dio cuenta que se enfrentaba a las conversaciones con su pareja sin haberlas meditado antes y la mayoría de las veces solo se comunicaba con él para desahogarse y volcar sobre él sus enfados. Se propuso como primer paso, hablar con su pareja sólo cuando estuviera tranquila, poniendo el foco en fomentar la comunicación en la pareja. A partir de entonces empezó a cuidar las formas en las que se dirigía a su pareja y poco a poco fueron consiguiendo solucionar sus problemas de comunicación , llegando a acuerdos consensuados entre los dos.

 

Serena es el primer portal de terapia en línea para mujeres. Un espacio de bienestar emocional nutrido por psicólogas virtuales dispuestas a compartir todas sus herramientas. Escoge a la psicóloga con la que más empatices, elige el tipo de sesión que más se adapte a ti y acude a tu consulta desde la comodidad de tu casa o en tus descansos del trabajo.

Las historias de Serena

Serena es el producto de todas nuestras Experiencias.
Descubre sus consejos.

Lorena González

Calma y tranquilidad

Aporto un espacio de tranquilidad en Serena. Doy soporte a mis pacientes para crear y mantener un espacio seguro donde identificar sus preocupaciones y aprender a evitar que se interpongan en el camino hacia su bienestar y objetivos. Saber más.

Otros artículos de Lorena

Cómo gestionar las rabietas

Compartir en:

Si te dispones a leer este artículo sobre las rabietas supongo que es porque tienes un niño entre los 18 y 36 meses ( o quizá algo más ́) que está con estos episodios. Lo primero que quiero decirte es: ¡ enhorabuena! ¡ Tienes un niño sano y normal! porque lo normal es eso, que un niño en esta franja de edad tenga algunos episodios de rabieta.

4 técnicas de relajación para adultos

Compartir en:

Las técnicas de relajación son herramientas que los terapéutas utilizamos para que las personas que acuden a terapia disminuyan su estrés o tensión, así como para enfrentarse a situaciones temidas o que provocan ansiedad. Estas técnicas son fundamentales para controlar los miedos, ansiedad y estrés y para poder evolucionar en la terapia.

Cómo hacer que tu hijo sea responsable

Compartir en:

Algo de lo que nos quejamos mucho los padres y que genera muchos conflictos en las familias, es que nuestros hijos no sean responsables.
A nuestra carga personal de nuestro día a día se suma la carga extra de las pequeñas cosas de nuestros hijos, especialmente cuando empiezan en primaria, cuando tienen que empezar a estudiar, hacer alguna tarea, llevar libros al cole, etc
Por ello es de suma importancia que nuestros hijos adquieran el valor de la responsabilidad y que como padres les eduquemos en esa línea desde que son pequeños para el bienestar suyo y de la familia en el presente, y para el futuro adulto que será.

Sin comentarios

Publica un comentario