ansiedad, serena psicologia, psicologos online, psicologos mujer

¿ Qué es la ansiedad y cómo detectarla?

Llevaba un tiempo en una situación personal complicada. Al principio el manejo de la situación era aceptable, pero a medida que pasaron los meses sin poder solucionar su problema personal, empezaba a encontrarse físicamente peor. Dejó de dormir bien, tenía palpitaciones fuertes en el pecho y a veces sentía que se mareaba. La ansiedad se había desbordado.

 

La ansiedad es un trastorno muy común y conocido por la población general, existiendo en nuestro vocabulario con una frecuencia prácticamente diaria, bien si hablamos con alguna persona conocida sobre algo que nos asusta o nos “pone nerviosos” o bien cuando escuchamos a las personas en la calle, amigos o conocidos, referirse a este término. Pero…

 

¿Qué es la ansiedad a la que tanto nos referimos, cómo identificarla y qué síntomas son los más comunes?.

En primer lugar, la ansiedad se puede definir, según el Manual de Diagnóstico de Enfermedades Mentales DSM- V, como la “Aparición temporal y aislada de miedo o malestar intensos” generados usualmente por la anticipación de un daño (externo o interno) o problema a futuro.

¿Es la ansiedad entonces algo normal o un problema?

La definición anterior nos indica que la ansiedad puede ser considerada un estado emocional, al igual que la tristeza o la rabia, si se presenta realmente de forma aislada o consecuente a ciertos estímulos o eventos que podríamos considerar ansiógenos, como por ejemplo una entrevista de trabajo, un proyecto muy importante  que tenemos poco tiempo para llevar a cabo, una reunión importante con el jefe, discusiones o tensiones entre las parejas, entre otras cosas.

Podríamos asociar entonces a este tipo de ansiedad con lo que llamamos “estrés” en nuestra vida cotidiana,  siempre y cuando una vez que estos estímulos o eventos desaparezcan, la ansiedad también lo haga y que no conlleve problemas de adaptación o afecte considerablemente la calidad de vida.

Todo esto quiere decir que podríamos experimentar ansiedad sin que realmente sea un problema o trastorno. Sin embargo, cuando el miedo o malestar intensos que genera la ansiedad, pasan a ser sostenidos en el tiempo y una manera de afrontamiento ante situaciones o estímulos o simplemente, un estado en el que permanecemos diariamente, podríamos empezar a considerarlo un problema o trastorno.

Habiendo establecido la diferencia entre la ansiedad como “emoción” y la ansiedad como “trastorno” en términos de temporalidad, contigüidad con estímulos, intensidad y duración, nos enfocaremos en cómo identificar cuándo estamos ansiosos.

¿Cuáles son los Síntomas de la Ansiedad?

Existen una serie de síntomas asociados a la ansiedad, entre los más comunes serían:

Taquicardia, palpitaciones (sentir el latido de nuestro corazón).

Sudoración.

Temblores.

Sensación de ahogo o de falta de aliento.

Sensación de presión en el pecho.

Mareos, desmayos, sensación de que se pierde el control sobre el ambiente y las propias reacciones, hormigueos o entumecimientos, entre otros.

Pensamientos frecuentes sobre un tema en específico que suelen ser por lo general, negativos, que suceden de forma tan rápida que es difícil controlarlo

El origen de la Ansiedad.

Una de las preguntas más comunes cuando se habla de ansiedad es ¿De dónde viene?, ¿qué la ha causado? ¿Por qué me pasa esto?. Es difícil responder a estas preguntas sin conocer el caso específico, pero una de las respuestas más generales, estaría relacionada con el pensamiento y con la manera en la que hemos aprendido a pensar.

Anteriormente hemos mencionado que existen ciertos tipos de estímulos, usualmente asociados a reacciones ansiosas o que llevan a nuestro cuerpo y mente a alterarse. Sin embargo, la influencia del pensamiento y de la interpretación sobre los eventos o estímulos no es menos importante.

¿Cómo influye el pensamiento?

El pensamiento es distinto en cada persona, dependiendo de las experiencias vividas, cultura, estilos de afrontamiento y una cantidad muy extensa de variables, por lo cual, lo que para una persona puede ser un estímulo ansioso, para otra, puede no serlo y en determinadas ocasiones, nuestro pensamiento puede tener ciertos sesgos, producto de  distorsiones cognitivas, que nos hagan mas vulnerables o propensos a una respuesta ansiosa de afrontamiento.

¿Es posible dejar de tener ansiedad?

Como decíamos anteriormente, la ansiedad es una emoción necesaria para pasar por ciertas situaciones, lo que quiere decir que no se quiere dejar de sentirla, lo que si es una meta realista es acotarla lo suficiente para que no implique un problema en la vida diaria, que no permanezca en el tiempo y que no se convierta en una estrategia principal de afrontamiento.

¿Cómo se trata la ansiedad?

El tratamiento para la ansiedad puede tener varias aproximaciones como la médica y la psicológica o terapéutica. En el caso de la aproximación psicológica, cada escuela de la psicología propone técnicas, siendo las probadas como más eficientes, las provenientes de la aproximación Cognitivo Conductual.

Las estrategias cognitivo- conductuales, aplicadas y guiadas de forma personalizada por un terapeuta, pueden ayudar a disminuir la respuesta ansiosa y evitarla en el futuro, por lo tanto, es importante, que al sentirse identificado con los síntomas, y si se convierten en un problema diario o que afecta de forma importante la calidad de vida, se acuda a un especialista en psicología que aporte las técnicas más adecuadas para cada persona y pueda ayudar a resolver el problema para evitar que afecte más áreas de la vida.

Entre las técnicas aplicadas por los terapeutas cognitivo- conductuales, las más comunes son las siguientes:

Técnicas de respiración y relajación que permitan disminuir la activación somática. Se incluyen aquí técnicas como el Mindfulness, relajación progresiva, entre otros.

Técnicas cognitivas: Usadas con el objetivo de modificar las distorsiones de pensamiento que mantienen la ansiedad como el Entrenamiento en Autoinstrucciones, la reestructuración cognitiva, la distracción, la detención del pensamiento, la técnica de resolución de problemas, el entrenamiento en habilidades sociales, la exposición y un largo etcétera.

Es importante estar consciente de que los problemas psíquicos tienen solución y que mientras más rápido acudamos a un especialista, menor tiempo pasamos sufriendo las consecuencias sobre nuestra calidad de vida  y nuestro bienestar general. Como se diría coloquialmente, ¿Para qué sufrir más, si se puede sufrir menos?.

 

_____________________________________________________

Serena es un centro de psicologia online. Un espacio de bienestar emocional nutrido por las mejores psicólogas dispuestas a compartir todas sus herramientas. Consigue tu prueba gratis  y acude a tu consulta desde la comodidad de tu casa o en tus descansos del trabajo. Psicologos online. Prueba la primera sesión gratis

Las historias de Serena

Serena es el producto de todas nuestras Experiencias.
Descubre sus consejos.

Serena psicologia

Milagros Minguet

Respeto, acompañamiento y transformación.

Apoyo y acompaño a mis pacientes durante sus situaciones vitales complicadas y propongo estrategias flexibles y personalizadas para atravesar esos momentos de la forma más constructiva posible, mejorar la calidad de vida, la salud emocional y conseguir los objetivos deseados.  Saber más.

Otros artículos de Milagros

¿ Cómo gestionar los pensamientos? 9 tips que te ayudarán.

Identifica cual es tu diálogo interno y aprende a manejarlo.