serena psicologia, psicologia mujer, psicologia online

Cómo conseguir un orgasmo

Compartir en:

Llevaba con su pareja dos años y, aunque había mucha atracción, nunca había conseguido llegar con él al orgasmo. Fingía frecuentemente los orgasmos para que se sintiera bien, pero ella no disfrutaba del todo. Había cosas que le gustaría que él le hiciera pero no se atrevía a pedirlas y así cada vez se sentía más frustrada.

 

Pide cita con una psicologa | Hoy es el día del orgasmo femenino, un buen día para aprovechar y hablar sobre la sexualidad femenina.

Cada día en consulta me encuentro muchas mujeres que, sin tener anorgasmia, tienen mucha dificultad para llegar al orgasmo en pareja, especialmente cuando su pareja es un hombre.

No es difícil de entender. A día de hoy la sexualidad femenina es la gran desconocida, incluso para las propias mujeres. Vivimos en un mundo donde la educación sexual es practicamente nula, donde la única fuente de información es internet y, más en concreto, la pornografía. 

Sin embargo, el placer femenino es mucho más de lo que puede verse en un video de adultos. No olvidemos, que la mayoría de estos videos son realizados por directores masculinos.  Si tenemos esto en cuenta y sabemos que la sexualidad femenina y masculina son muy distintas, es evidente que la información que llega a los jóvenes sobre la sexualidad ( y a muchos adultos) está muy sesgada. Algo muy a tener en cuenta si hablamos de cómo conseguir el clímax femenino.

 

Cómo conseguir un orgasmo.

 

Orgasmo como consecuencia del placer

En primer lugar y para empezar, una de las cosas más importantes a tener en cuenta es que el orgasmo no debería ser el objetivo en la relación sexual, sino más bien la consecuencia. Si estás agusto, conoces tu cuerpo, y disfrutas del momento, el orgasmo llegará, no te lo pongas como meta. La sobreexigencia va en contra del propio placer. Ponte simplemente como objetivo estar agusto y disfrutar. 

 

Explórate.

Muchas mujeres no se han tocado ni masturbado ninguna o rara vez, con lo cual, no conocen su cuerpo ni saben lo que les gusta. Lo primero que te recomiendo, si no lo has hecho ya, es empezar a explorarte para saber qué te gusta, qué no te gusta, cuales son tus ritmos, si te gusta una estimulación más rápida, más lenta, si te gusta más una sensación fresca o quizá de calor, etc… te recomiendo que empieces a descubrir tu cuerpo y empieces a investigarte.

 

No finjas un orgasmo

La mitad de las mujeres fingen el orgasmo y prácticamente todas aseguran haber fingido uno alguna vez en su vida. Esto lo hacen porque no consiguen alcanzarlo y quieren  complacer a su pareja . Otras lo hacen para terminar la relación cuanto antes porque no se lo están pasando bien.  En casi ningún caso que conozco la pareja ha sospechado que era fingido, con lo cual, la experiencia de la relación vivida por uno y por otra es totalmente distinta.

Las mujeres por temas culturales tendemos mucho a complacer al otro, anteponemos el placer ajeno al nuestro y por ello podemos llegar a fingir y poner más el foco en el disfrute de nuestra pareja que en el nuestro. Ahora que estás leyendo esto párate y piensa, ¿te sientes identificada? y si es así, ¿ por qué no disfrutar los dos? ¿ por qué no dejarte complacer y disfrutar tú también? 

No finjas un orgasmo. Es fundamental para dar espacio a mejorar, a hablar, a estar mejor. Si tu chico cree que estás satisfecha, no tendrá capacidad de cambiar y explorar contigo otras cosas, ni tú tampoco. 

 

Comunícate con tu pareja sexual

Da igual si es tu pareja estable o es sexo esporádico. Te animo a que hables y des señales claras de lo que te gusta más o menos. Muchas mujeres ven en esto un problema, les cuesta muchísimo comunicar lo que les gusta. He conocido muchas mujeres que saben perfectamente qué quieren y cómo pero llevan años sin ser capaces de comunicarlo a su pareja o parejas, pero piénsalo, ¿ qué puede pasar? ¿ Qué miedo puede haber detrás que te está imposibilitando comunicarte? Seguro que tu chico está deseando saber más de ti y le encantará que disfrutes mucho más con él.

Si te cuesta, intenta practicar frases cortas y claras con las que te sientas más cómoda, por ejemplo: «más arriba, más lento, por aquí, así me gusta más….etc», pero no dejes de hacerlo, es la única manera de que él sepa lo que te gusta, nadie es adivino 😉

 

Estimúlate tú también si lo ves necesario

No tengas miedo a masturbarte y tocarte mientras tu pareja lo hace de otra forma. Aumentarás tu placer y las probabilidades de llegar al orgasmo. La sexualidad femenina es super rica y compleja, necesitamos más estímulos a veces, y tenemos la suerte de poder hacerlo. Por ejemplo, estimúlate el clítoris durante la penetración o mientras os besáis.

 

Estimulación externa del clítoris mejor que penetración

A pesar de muchos mitos, la mejor manera de que una mujer llegue al orgasmo es a través del clítoris. Este es el único órgano exclusivamente diseñado para que una mujer llegue al orgasmo. Puede extimularse de manera externa a través del sexo oral o la masturbación, o de manera interna, a través de la instrodución del pene, dedos u objetos sexuales.

Pero pocas mujeres son capaces de llegar al orgasmo sólo a través de la penetración. Muchas más lo alcazan a través del sexo oral.

Muchos hombres y mujeres, en cambio, creen que un buen encuentro sexual consiste en durar y durar mucho en la penetración, pero sólo esta estimulación puede no conseguir el orgasmo femenino, por mucho que dure. Es en este punto donde las mujeres empiezan a fingir y es aquí donde la pornografía ha hecho mucho daño ( recordemos su mayoría dirigida por hombres), dando un gran protagonismo a la penetración. Si tu pareja tiene una erección prolongada, no invirtais todo ese tiempo sólo en la penetración, reduciréis, y mucho, las posibilidades de un orgasmo femenino. Compagínalo con otras cosas!

 

Relajación

Muchas mujeres verbalizan tener muy poca capacidad para relajarse en el encuentro sexual. El estrés del día a día, las preocupaciones, los miedos e inseguridades hacen que muchas mujeres no puedan disfrutar del encuentro del todo. Los complejos físicos, así como la falta de seguridad y confianza en la pareja sexual tampoco ayudan a que la mujer consiga relajarse, situación casi imprescindible para poder llegar al orgasmo.

Si algo de esto te sucede quizá sea momento de revisarlo para cambiarlo. Solo sintiéndote segura y tranquila podrás disfrutar al máximo de tu sexualidad.

 

Céntrate en los sentidos

Para conseguir relajarte y disfrutar en el sexo es fundamental estar en el momento presente, anclarse al momento. Esto lo conseguirás a través de los sentidos, ¿ qué hueles? ¿ Qué escuchas? ¿ Qué ves? ¿ Qué estás saboreando? ¿ Qué sensaciones tienes en tu cuerpo y en tu piel?

Descubre cuál es tu sentido más sexual, el que más te excita. Dicen que en los hombres es la vista y en las mujeres el oído, pero cada persona es un mundo, céntrate en los que más te gusten y a disfrutar. Pide cita con una psicologa | 

Se propuso empezar a comunicar poco a poco en el sexo sus necesidades. Al principio le costó mucho, pero hubo un día que consiguió pedir algo que deseaba. Su pareja reaccionó muy bien, abierto y deseoso de complacerla. Estos nuevos estímulos que ella empezó a pedir y a sugerir hicieron que por fin alcanzara orgasmos reales en el sexo y empezó a disfrutar mucho más con su pareja.

Lorena González

____________________________________________________________________

Terapia para a la mujer | Nuestro centro de psicología femenina online ofrece diferentes modalidades de sesiones terapéuticas de mujer a mujer. Psicología online. Prueba tu primera sesión

Las historias de Serena

Serena es el producto de todas nuestras Experiencias.
Descubre sus consejos.

Lorena González

Calma y tranquilidad

Aporto un espacio de tranquilidad en Serena. Doy soporte a mis pacientes para crear y mantener un espacio seguro donde identificar sus preocupaciones y aprender a evitar que se interpongan en el camino hacia su bienestar y objetivos. Saber más.

Otros artículos de Lorena

Cómo recuperar el deseo sexual en la pareja

Compartir en:

Si no recuerdas la última vez que tuviste relaciones sexuales con tu pareja cuando antes eran frecuentes, es posible que estés pasando por una época de perdida de deseo.
No te asustes, esto es normal en las parejas que llevan varios años juntas. Puede que hayáis tenido rachas de una muy alta actividad sexual y ahora eso haya cambiado, pero esto pasa a muchas parejas. Las rutinas, el estrés del día a día, la falta de novedad, etc. hacen que la estimulación baje, y con ello, el deseo.

La tristeza: Sus otras formas de expresión.

Compartir en:

Cuando pensamos en una persona deprimida siempre tendemos a hacerlo imaginándonosla con expresión de tristeza e incluso con llanto. Creemos que a las personas que están pasando por un mal momento se les nota la tristeza en el rostro y en sus acciones. Es común pensar de esta manera cuando nos viene a la cabeza alguien «deprimido». Pero la realidad es que muchas veces las personas que no se encuentran bien pueden llegar a tener una gran capacidad para no transmitirlo y ocultarlo en su entorno. Aún así, hay ciertos comportamientos que nos pueden dar pistas.

8 rasgos de inmadurez emocional en nuestra pareja

Compartir en:

Muchas personas acuden a consulta porque sus parejas no actúan o manejan sus emociones como ellos esperan y esto les causa mucho sufrimiento, desconcierto y dificultad en la pareja. Pero es cierto que un porcentaje de la población no consigue alcanzar una buena madurez emocional y esto puede causar situaciones difíciles en momentos que serían fácilmente resueltos con una buena comunicación por personas maduras.

Sin comentarios

Publica un comentario